La Estética de tu Negocio

La Estética de tu Negocio

En esta emisión dimos consejos para aquel emprendedor que necesita tomar decisiones estéticas sobre su negocio como mobiliario, pintura, pisos, y que no puede recurrir a un especialista en decoración aún o que va a contratar a un diseñador más adelante, pero ahora tiene que tomar decisiones estéticas.
Por lo que estuvimos hablando de una herramienta que uso con mis clientes: la tabla de inspiración o moodboard, pueden ver más información en este post.

Además estuve invitando a la nueva capacitación en marketing para turismo que desarrollaré en el Hotel de Turismo de Humahuaca, auspiciada por la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Humahuaca.

como vender más en turismo destino Humahuaca

 

 

 

Qué necesito para contratar a un diseñador@ web: Moodboard

Qué necesito para contratar a un diseñ[email protected] web: Moodboard

¿Qué es un moodboard?

A la hora de contratar un diseñador para cualquier proyecto visual, ya sea un logo, una tapa de un libro, un sitio web, el diseño de un espacio. Necesitamos tener claro lo que queremos, para ahorrarnos tiempo en el proceso de diseño. La manera más sencilla es utilizar esta herramienta: el moodboard o panel de inspiración.
El panel de inspiración es un collage, o colección de imágenes, tipografías, colores, integradas de forma digital o física. Esto te va ayudar a enfocar en lo que realmente quieres transmitir a nivel visual y a convertir un concepto en una estética.
Podés tenerlo hecho antes de contratar a tu diseñ[email protected], ya que con esta herramienta el profesional de diseño se puede encargar de devolverte un diseño hecho según tus pautas, o pueden hacer una sesión de inspiración con tu diseñ[email protected] y construir tu panel de inspiración juntos en una sesión de trabajo, o el profesional que contrates te puede mostrar previamente algunas opciones de moodboard antes de ponerse a trabajar en el desarrollo del proyecto, o bien podés realizar un concurso y ver quien te convence más con la estética que te presentan a través del moodboard.
Lo que sí es importante saber, que es una manera de ponerse de acuerdo cuando se contrata un diseño. Ya que es una manera sencilla y eficaz de estar tranquilos, cliente y diseñador, de que ambos saben qué camino estético se va tomar, y se eliminan millones de malos entendidos que hacen perder tiempo y dinero a ambas partes.
Lo primero que tienen que tener en cuenta a la hora de hacer el panel de inspiración es lo qué se va a transmitir, es decir qué conceptos van a comunicar esos elementos expresivos que coloquemos en nuestra composición visual.
Por lo tanto es imprescindible pensar en esos conceptos, esas palabras claves en donde nuestra marca se va a posicionar.
Por ejemplo, supongamos que tengo un cliente diseñador de modas para bodas y quince años, que está interesado en transmitir que él va a hacer que mágicamente, sin importar el cuerpo que tengas, esa noche, vas a transmitir tu propia belleza. Por lo que las palabras claves o conceptos serían: magia o transformación, sofisticado, potencia. Eso nos dá una paleta sutil y contrastada a la vez, en donde transmitimos la magia y la sofisticación (elementos agua y aire), y por otro lado la potencia (elemento fuego) por lo que nos dá una paleta de color en tonos aguamarina y un color más cercano al fuego, en la gama de los naranjas. Y una tipografía que dé escrito a mano y sofisticación, porque se trata de un diseñador que hace bocetos a mano, y sus diseños son sofisticados.

Es así como logramos la sofisticación y a la vez dar la seguridad de que nuestro cliente soluciona el problema que las clientas de este diseñador están buscando: sentirse bellas y la mejor versión de ellas, haciendo de esa fiesta un momento mágico.
Ahora, vamos a sistematizar los pasos que hicimos para este resultado:
1. Elegir de 3 a 5 palabras que guiarán la estética de la tabla de inspiración.
2. Elegir imágenes que te inspiren el significado de esos mismos términos elegidos.
3. Agrupa las imágenes por color o por forma, y descarta las que no armonicen con ningún grupo que hayas generado.
4. Elige las tipografías que te representen. Si pensamos en un diseño de marca hay que tener en cuenta las tipografías para el logotipo (la representación visual de tu marca en letras), las que se usarán para los títulos y para los párrafos como mínimo.
5. Pensar que cada aspecto de lo que se ve es un herramienta visual para transmitir un concepto, vamos a desglosar esas herramientas:
a. Color (cálidos, fríos y neutros)
b. Forma (círculo, cuadrados, triángulo, irregular)
c. Escala (tamaño del objeto con respecto al entorno)
d. Textura. Pueden ser táctiles (remiten a una sensación táctil suave, áspero) o visuales, como ser una vista de un bosque desde el aire.
e. La iluminación (puede estar en clave baja o alta, o puede a favor o en contra)
Todos estos elementos juegan a favor de construir una estética, y ésta te genera una sensación determinada.

Este tablero, junto con tu brief, son las herramientas perfectas para tener claro qué pedirle a tu diseñador de confianza.

Fuente de las imágenes ilustrativas: Pinterest